Buscar

Ahorro y energía

El mayor porcentaje de gasto en energía se da en los hogares, tanto para cocinar, como para calentarnos y transportarnos. Para evitar que los problemas medioambientales se agraven podemos reducir y utilizar la energía necesaria para no despilfarrar, en definitiva cuidar este recurso desde nuestra casa.

Esto se puede solucionar con una recopilación de estos consejos comunes para nuestra vida diaria:

  • Usar la bicicleta en lugar del coche: Intentar utilizar más la bicicleta para desplazarnos, cuando no se requiera obligatoriamente utilizar el coche, ya que el automóvil emite gases de efecto invernadero (CO2, CO y acetileno).
  • Usar bombilla de bajo consumo: Estas bombillas son más caras, pero gastan menor energía. Hay que utilizar dichas bombilla porque la energía consumida en iluminación está aproximadamente entre el 12 y el 26% del gasto total de la casa. Con estas bombillas se ahorra hasta un 80% de energía eléctrica durante todo el tiempo de funcionamiento y duran 8 veces más.
  • Apagar la luz cuando se salga de una habitación y no estés en ella: Esto se debe aplicar siempre cuando no estés en la habitación en la que hayas dejado encendida la luz o cuando haya suficiente luz natural.
  • Si se dispone de calefacción graduar el termostato con una temperatura entre 20º y 22º: Con esta temperatura es suficiente para sentir confort. Por cada grado de más, el consumo de calefacción aumenta entre un 6 y 8%.
  • Ducharse en lugar de bañarse y no dejar los grifos goteando: Debido a esto se produce un ahorro de hasta el 75% del consumo de energía y agua.
  • No dejar el televisor en “stand by”: Esta función te permite apagarlo con el control remoto, ya que no sólo le produce un desgaste al equipo sino que además consume energía innecesariamente. Encenderlo sólo cuando vaya a ser utilizado (se ha comprobado que el 40% del tiempo en que la tele está encendida no se está viendo).
  • Lavar la cubertería con lavavajillas: Lavar a mano con agua caliente consume un 40% más de energía.
  • Poner la lavadora con programas de temperatura moderada: Esto se debe a que el 90% de la energía es para calentar el agua. Una colada a 30ºC en lugar de 60ºC reduce el gasto energético a la mitad.
  • Utilizar electrodomésticos de bajo consumo: Si compras algún electrodoméstico nuevo o deseas reformar tu cocina, debes eligir un modelo eficiente y ecológico de clase A+++, que permiten ahorrar más del 45% de energía respecto de los de clase D.
  • Apagar el ordenador si no lo estás usando: Mientras está hibernando gasta el 70% de su consumo diario.